¿Cómo afecta a las ballenas el deshielo del Ártico?

por | 24 Noviembre, 2016

La relación entre las ballenas árticas y el hielo marino sigue siendo, en gran medida, un misterio, pero existe una creciente preocupación sobre cómo estas especies se adaptarán a los cambios climáticos relacionados con el deshielo marino.

beluga

En un nuevo estudio, los investigadores encontraron que los drásticos cambios en el hielo marino del Ártico podrían conducir a una mayor depredación de las ballenas beluga – y que podría tener “implicaciones para la viabilidad de la población, la estructura del ecosistema y las especies que dependen de ellas” Greg O’Corry-Crowe, científico de Florida Atlantic University.
Los investigadores del Instituto Oceanográfico de Puerto Rico de la FAU y un equipo de científicos que trabajan en colaboración con cazadores nativos de Alaska y Canadá examinaron patrones genéticos para evaluar la relación entre el deshielo marino y la migración de ballenas belugas, así como las conductas en verano de las poblaciones durante más de dos décadas de dramáticos cambios en el deshielo en el Pacífico Ártico.

Los investigadores descubrieron que las ballenas beluga, comúnmente conocidas como ballena blanca (Delphinapterus leucas), exhibían una tremenda capacidad para hacer frente a la variación de las condiciones de deshielo marino cada año, durante un período de 20 años.

“No estaba claro cómo el hielo marino influye en los patrones de migración de la ballena beluga y su hábitat de verano, y el cambio climático ha hecho más urgente la necesidad de determinar cómo los factores ambientales podrían afectar el comportamiento y la ecología de esta especie”, dijo O’Corry Crowe. Se centra en combinar el análisis genético molecular con la ecología de campo para estudiar la ecología molecular y el comportamiento de los depredadores marino.

Utilizando una combinación de perfiles genéticos, datos de avistamiento e imágenes satelitales de microondas en el hielo de los mares de Bering, Chukchi y Beaufort, O’Corry-Crowe y sus colaboradores también encontraron algunos cambios significativos en el comportamiento migratorio, a lo largo de los años, con concentraciones inusualmente bajas de hielo durante la primavera y un aumento del avistamiento de orcas (Orcinus orca) que sonel principal depredador de las ballenas beluga.